Crónicas: Un apoyo necesario para las nuevas empresas industriales